zelkova bonsai trasplante como hacerlo ouuvw

Si bien para un aficionado que se está empezando en el planeta del bonsái, los trabajos descritos le logren parecer fuera de su alcance o que precisan mucha habilidad manual para su avance, debemos estimar el vídeo exhibido como una guía general sobre ciertos principios básicos del bonsái y, por consiguiente, está sosten a interpretación y adaptación por la parte del aficionado, en función de sus peculiaridades: región geográfica, tiempo, disponibilidad de plantas de vivero, materiales, etcétera.

No obstante, no semeja muy aconsejable dejar el primero de todo las raíces del junípero al descubierto mientras que se poda y alambra la copa del mismo. Si bien estemos haciendo esta operación en otoño o invierno es un peligro insignificante mostrar a la desecación el sustrato de la planta, mucho más aún para un aficionado novel que puede demorar bastante tiempo en podar y tejer el junípero así como se expone.

RIEGO

Como todo bonsái, el riego va a depender de su localización (exterior o interior) y del microambiente donde esté ubicado tu bonsái.

Para regar apropiadamente tu bonsái recuerda los consejos que siempre y en todo momento dimos. Corrobora que la cubierta superficial del sustrato esté seca. Si es de este modo, es el instante de regar. Lo vamos a hacer con abundante agua, dejando que el sustrato quede bien empapado. Después vamos a dejar que el agua sobrante drene por los orificios de la cerámica. En ningún caso vamos a dejar agua mojada en algún plato o bandeja. Esto haría que las raíces del bonsái terminen pudriéndose y, por consiguiente, que el bonsái muera.

Situación y temperaturas

Siempre y en todo momento en el exterior. Aguanta el sol mejor que el palmatum si bien con enormes insolaciones es conveniente resguardarlo en las horas de sol mucho más duras si deseamos eludir se quemen las puntas de las hojas. En invierno soporta fuertes temperaturas sin inconvenientes.

No es exageradamente riguroso con la calidad del agua con lo que si en nuestra región contamos un agua de grifo blanda la tenemos la posibilidad de emplear sin temor. Riegos profundos en verano mojando asimismo las hojas ocasionalmente y riegos mucho más moderados en invierno.

Sustrato sugerido

Akadama y Kiriyuzuna en una proporción 70/30. Asimismo tenemos la posibilidad de emplear akadama y grava volcánica si escogemos.

Se trasplanta en primavera en el momento en que tienes las yemas hinchadas y está a puntito de brotar. De esta manera vamos a aprovechar esa explosión de energía a fin de que tenga una aceptable restauración. Se puede remover totalmente el sustrato previo y efectuar una poda radical de raíces puesto que los arces emiten considerable suma. Una vez trasplantado lo protegeremos por lo menos a lo largo de 15 días del sol directo y de los cambios bruscos de temperatura.

≫ Mucho más sobre Temporada Trasplante Bonsai Ficus

¿Con qué continuidad hay que regar un bonsái?

Deja un comentario