ternicas para hacer paisajes con bonsai

El bonsái conjuga la técnica del cultivo en un test, adjuntado con arte y imaginación para recrear una escena de la naturaleza en miniatura.

Este contenido es solo para integrantes suscriptores.

Esencia del espíritu oriental

A Yuen K’i, entre los siete pensadores del bosque de bambú, le agradaba pasear por la montaña apoyada en su bastón. Jugaba a oír los diferentes sonidos que sus pies generaban sobre el colchón blando de hojas que cubría el suelo. Al caminar de puntillas, le parecía el alegre canturrear del agua entre las piedras; al arrastrar el paso parecía el mar con las olas lamiendo una playa de arena fina. La brisa brezaba sobre su cabeza, los extremos de las cañitas y el aire al frotar las finas hojas, se deshacía en millones de enanas campanillas de cristal. Yuen K’i levantó la visión y observó de qué forma las nubes vestían con una túnica blanca las montañas oscuras mientras que allí abajo, en el bosque, el sol tejía frágiles cortinas de oro con la urdimbre del sabio, equilibrado y muy elegante bambú…

Yuen K’i se felicitó por haber encontrado el camino del Feng-Lui (escurrirse con el viento), que le dejaba dejar en libertad sus pensamientos de toda incomodidad, observando la naturaleza. Sin poder eludir una sonrisa, pensó en tantas leyes, conceptos y preceptos que quieren argumentar la realidad, garantizar la buena fortuna y encauzar la ética… en el momento en que todo está resumido en el Feng-Lui. Prosiguió sonriendo y se sintió de enorme manera favorecido.

Siembra el cepellón en la maceta

La mayor parte de las mezclas de tierra para bonsái son una combinación de arcilla cocida, piedra pómez, roca de lava y tierra. Hay infinitas composiciones y deberás presenciar para conocer cuál marcha mejor según la decisión de clase vegetal que hiciste. En el momento en que poseas la maceta ideal con el sustrato listo, prosigue con el próximo paso.

Quita las ramas fallecidas y cualquier rama que distraiga la visión que tienes de tu árbol. Asimismo, debe sacar las raíces fallecidas y las raíces enormes que logren entorpecer en el desarrollo de introducción al test.

jardinera

Pone la planta en el envase y trabaja la tierra cerca de las raíces. Debes contemplar el suelo con grava o musgo y regar bien.

¿Cuál es el origen de estos árboles?

Más allá de que, la palabra bonsái tiene su origen en El país nipón (buen: bandeja – sai: naturaleza), el arte de cultivar estos pequeños árboles nació en China. Ciertos teóricos afirman que el arte de cultivar estas plantas se dio hace 2 mil años a cargo de frailes que le consideraban un símbolo de eternidad.

De entrada, este arte era único de los nobles y la alta sociedad, pero con los años el arte evolucionó y para el año 800 lo trasladaron a El país nipón por vez primera.

QUE NECESITAREMOS:

Para tu primer bosque vas a deber tener los próximos utensilios a mano:

  1. El test para paisaje que hayas elegido (por norma general .
  2. Alambre para sostener a los bonsáis.
  3. Reja para los orificios de drenaje.
  4. Sustrato (usaremos una mezcla de Akadama y Terrabonsai).
  5. Los bonsáis que deban crear nuestro bosque. En nuestro caso usaremos bonsáis de Zelkovas u olmos (Shohin).
  6. Musgo para personalizar.
  7. Herramientas de trasplante: palillos de bambú, un rastrillo/espátula para desembrollar las raíces y tijera corta-alambre.

Deja un comentario