regalar un bonsái a tu pareja

Todo bonsái necesita una sucesión de cuidados para preservarlo bonito. No es regar y listo. Otro apunte a tener en consideración es que son árboles. Enormes o pequeños, son árboles y los árboles no medran en las viviendas. Conque te hayan dicho lo que te hayan dicho, no hay bonsáis de interior. Habría quedado excelente en tu escritorio al lado del monitor del pc y podrías haberlo regado para inspirarte o podar mientras que reflexionas sobre un correo electrónico que terminas de leer, pero si bien esto queda bastante de película, no.

Un bonsái, de la misma un árbol, precisa las inclemencias del tiempo y las condiciones atmosféricas naturales para realizarse apropiadamente; y lo más esencial, estas condiciones han de ser lo mucho más similares viable a su ecosistema original. Si lo aplicamos en el reino animal, veríamos una disparidad tener osos polares en verano en Sevilla; su ambiente natural es radicalmente distinto al de la ciudad más importante andaluza. Ya que con los bonsáis sucede lo mismo.

Concepto de obsequiar un bonsái

Obsequiar un bonsái, es una enorme demostración de cariño. Envuelve el deseo de trasmitir mucha energía efectiva para lograr todas y cada una de las misiones y proyectos de vida; con autonomía, independencia, fortaleza y perseverancia para combatir cualquier obstáculo. Son símbolo de buena salud, vida sana, deseo de felicidad, amistad, extendida vida, vejez digna, calma, vejez apacible, paz, sabiduría.

Un Bonsai es un obsequio muy importante, una obra de arte viva que va mudando transcurrido el tiempo y que bastante gente estarían contentos de tener. Es una fuente de conexión con la naturaleza y el frescor, creando un ámbito satisfactorio, armónico y lleno de paz.

Concepto de obsequiar un bonsái

Hay una pluralidad de estilos y géneros de bonsai y cada uno de ellos tiene un concepto y un simbolismo distintas. Cada pequeño aspecto manda un mensaje que ayuda a la historia mayor que está en la creación, y no solo se habla del árbol como tal, aun su contenedor y sus complementos son esmeradamente escogidos para representar los colores que están en la naturaleza.

El bonsái es un símbolo perfecto para atraer riqueza y prosperidad a tu vida, por esa razón son espléndidos regalos para empoderar la vida de la persona que amas, así sea en salud o finanzas, deseándole asimismo una vejez digna, ya que da buenas vibras tanto en la vivienda como en el sitio de trabajo.

Alienta en la tranquilidad y la relajación

El bonsái es una planta de desarrollo retardado. En verdad, esa tranquilidad en su evolución forma una parte del atrayente del cultivo. Pero no solo eso. Por sus peculiaridades, el bonsái es una planta cuyo cultivo alienta a la calma. Lo que, en parte, se ha achicado de tamaño. Uno que ordena a que cualquier labor de poda, hilado o limpieza sea con bastante precaución.

Y sí: este mimo con el que intentamos nuestro pequeño árbol provoca que cada labor que solicite sea efectuada con calma. Una tranquilidad que dejará que, el tiempo que dediquemos a nuestra planta, repercuta en positivo en nuestro estado anímico.

Obsequiar un bonsái

La intención de obsequiar un bonsái es una exhibe del deseo hacía a la otra persona que logre hallar lo que se sugiera. Nuestra autonomía y independencia. Buenas energías (lo que llamaríamos hoy día tener un óptimo Karma). Hallar una enorme fortaleza para atravesar los baches que te pone la vida y/o una vejez digna. Todo lo mencionado se traduce en el deseo de que la otra persona alcance la alegría, una exhibe de amistad y la aspiración a una vida longeva.

Al fin y al cabo, obsequiar un bonsái no es ofrecer un ser vivo a tu persona particular a fin de que se encargue. (lo que todo el planeta llamaría “un cobrizo”). No tenemos la posibilidad de quedarnos. Lo bonito de las plantas y las flores es el concepto tan trascendental que hay detrás y que nos comprometemos a ir conociendo de a poco.

Deja un comentario