regalar un bonsai a mi novio

En la civilización china los bonsáis se consideran como amuletos de buena suerte. La persona que recibía este género de árbol empequeñecido como obsequio, tenía garantizada mucho más suerte y fortuna. En la civilización del Feng Shui, los bonsáis aparte de ser ornamentales que simbolizan la ocupación armónica del espacio, influyen como energía efectiva en la gente que ocupasen ese espacio. La creación de armonía en la filosofía taoísta queda representada en la relación entre el alma del humano y la pureza de la naturaleza.

Otro de las causas por el que obsequiar un bonsái es por la práctica de los cuidados que necesitan. Si tu padre es de la gente que la pasan bien de la jardinería, obsequiarle con un bonsái va a ser un acierto. El precaución que comporta esta planta se considera como una conexión con la naturaleza, que invita a un estado de paz y relajación.

Concepto de obsequiar un bonsái

Obsequiar un bonsái, es una enorme demostración de cariño. Envuelve el deseo de trasmitir mucha energía efectiva para lograr todas y cada una de las misiones y proyectos de vida; con autonomía, independencia, fortaleza y perseverancia para combatir cualquier obstáculo. Son símbolo de buena salud, vida sana, deseo de felicidad, amistad, extendida vida, vejez digna, calma, vejez apacible, paz, sabiduría.

Un Bonsai es un obsequio muy importante, una obra de arte viva que va mudando transcurrido un tiempo y que bastante gente estarían contentos de tener. Es una fuente de conexión con la naturaleza y el frescor, creando un ámbito interesante, armónico y lleno de paz.

Su tranquilidad

El retardado desarrollo es un aspecto que cautiva del bonsái. Todos avanzan sin inconvenientes, siendo un hábito que debemos adoptar. Esta evolución forma su mayor atrayente, pero ¿por qué? Alienta calma. Lo que se le aneja al tamaño achicado. Lo malo es que deberás efectuar la alambrada, la limpieza, y la poda con bastante precaución. Si cometes un fallo y terminas dañando una parte de la planta, arruinarás su hermosura.

Al realizar la poda del bonsái, afectará a tu estado anímico. Por consiguiente, te vas a sentir mucho más alegre y apreciarás la vida. Los nipones son especialistas en esta última actividad: cuidan las plantas, cuidan a la gente, y cuidan los elementos, tengan o no vida.

Un bonsái siempre y en todo momento es un enorme obsequio

Frecuentemente no entendemos que obsequiar a nuestros conocidos cercanos. El día de hoy les acercamos la solución a estos quebraderos de cabeza. ¡El bonsái, el obsequio que no deja de asombrar!

Una hermosura en miniatura

Alienta la tranquilidad y la relajación

El bonsái es una planta de desarrollo retardado. En verdad, esa tranquilidad en su evolución forma una parte del atrayente del cultivo. Pero no solo eso. Por sus peculiaridades, el bonsái es una planta cuyo cultivo alienta a la calma. Lo que, en parte, se ha achicado de tamaño. Uno que ordena a que cualquier labor de poda, hilado o limpieza sea con bastante precaución.

Y sí: este mimo con el que intentamos nuestro pequeño árbol provoca que cada labor que solicite sea efectuada con calma. Una tranquilidad que dejará que, el tiempo que dediquemos a nuestra planta, repercuta en positivo en nuestro estado anímico.

Deja un comentario