que tipo de suelo requiere un roble bonsai

Entre los mayores retos ambientales que encaramos hoy día es la generación de restos, la recolección y la adecuada administración a nivel familiar, empresarial y también industrial. En Colombia, la mayor parte de desechos que se generan pararán a los rellenos sanitarios, ríos y mares, lo que favorece, al tiempo, el encontronazo negativo sobre los cuerpos de agua, suelo, aire, fauna, flora y la salud pública de las ciudades. En concreto, se hace difícil en este panorama nacional la adecuada predisposición de la materia orgánica que se encuentra en los desechos sólidos que, en su procesamiento y biodegradación, crea lixiviados y gases compuestos eminentemente por metano y dióxido de carbono.

No obstante, los restos orgánicos que se desarrollan todos los días en las casas son de manera fácil utilizables siendo transformados por microorganismos y organismos, como los vermes, en material perfecto para abonar las plantas. Esto forma un principio de la economía circular donde se basa la transformación de la materia a la naturaleza.

Plata y salvias

Generalmente, asimismo es buena iniciativa aguardar hasta el desenlace del invierno para podar las salvias y todo lo que tenga un follaje plateado (ciertos ejemplos: Artemisia, Buddleia y Peroskia) . Estas plantas tienen tallos huecos, y la poda muestra su «tubo» interior vacío en las inclemencias del tiempo. Si el agua de la lluvia se amontona dentro del tubo y no se evapora, los descensos extremos de temperatura tienen la posibilidad de lograr que el agua se congele, expanda y rompa los tallos. Espera a podar estas plantas hasta principios de marzo, en el momento en que el tiempo comience a ser mucho más caluroso. Recortar estas plantas bastante próximamente asimismo le robará los azúcares guardados que precisarán para pasar el invierno.

Cuidados del bonsái de Roble

  • Luz: tienes que tener presente que los robles precisan abundante luz del sol y de un espacio ventilado a lo largo de la temporada de desarrollo. Ciertas especies como el Roble Europeo y otras especies del norte son muy resistentes a las temperaturas bajas; no obstante necesitan cuidados invernales en el momento en que se establecen en macetas o contenedores. Marcha realmente bien un invernadero o un cobertizo que lo resguarde de las corrientes heladas.
  • Agua: riega el bonsái de Roure con abundante agua una vez el suelo se haya secado e impide la humedad persistente del sustrato. A lo largo del invierno reduce la continuidad de regate, pero jamás dejes que las raíces se sequen completamente.
  • Abono: puedes usar un abono sólido orgánico una vez por mes o, asimismo marcha el abono líquido, este aplícalo semanalmente a lo largo de la etapa de desarrollo. Trata en la medida en que resulte posible de no abonar con bastante nitrógeno en tanto que esto va a hacer que las hojas medren de sobra y la susceptibilidad a los insectos aumente.
  • Poda: efectúa una poda combativa a inicios de primavera, justo antes que las yemas novedosas se abran. A lo largo de esta temporada puedes remover las yemas plataformas fuertes.

No defolies completamente el Roble, en tanto que esto causa que se debilite bastante, si bien lo que sí puedes realizar es remover las hojas enormes de forma continua.

Relación de conceptos básicos de bonsai:

Bonsai

Bonsai (盆栽 bonsai) es una palabra de origen japonés que significa verdaderamente bon = ‘bandeja’ + que etimológicamente procede del término chino 盆栽, penzai, que significa pén = ‘bandeja’ + zāi = ‘cultivar’) y radica en el arte de cultivar árboles y plantas, controlando su tamaño a través de técnicas, como el trasplante, la poda, la alambrada, el pinzado, etcétera., y modelando su forma para hacer un estilo que nos recuerde una escena de la naturaleza. Este término básico de bonsái, según autores, va en incesante evolución en su concepto, así como medra, lleva a cabo y madura un árbol en cultivo.

Deja un comentario