qué político español fue conocido por su afición al bonsai

Al fin y al cabo, un bonsái no es un ser extraño y extraño, ha de ser un árbol natural en tamaño achicado, y esto se logra merced a unas técnicas que hay que ir aprendiendo dependiendo de la clase de árbol que tengamos enfrente y de los trabajos que se le logren ir haciendo en las distintas estaciones del año.

Y como todo elemento vivo de nuestro jardín, necesita unos cuidados concretos. De esta manera que nuestra casa precisa un cuidado y protección que merced al seguro del hogar MAPFRE te resultará considerablemente más cómodo de hacer.

Eligiendo material de vivero para nuestros prebonsais.

Cada uno de ellos, contamos unas condiciones distintas para desarrollar nuestra afición. Unos tienen fincas o jardines, otros disponemos espacios reducidos. La primera cosa que tienes que llevar a cabo, dimensiona el material al que puedes entrar. Examina tus situaciones y busca material sobre esto. Si tienes un pequeño balcón o una terraza, de nada sirve que te encapriches de un árbol en un contenedor de cien litros, con una altura de 3 metros. Manejar este material va a ser un trabajo verdaderamente pesado. Además de esto, no olvides tus deseos. Si le agradan los tamaños shohin, es realmente difícil achicar un árbol grande de vivero a estas medidas sin costarle la vida. Y mucho más sin tienes un tanto rápidamente y las primeras acciones se las das todas y cada una juntas (poda severa, trabajo de madera fallecida en el leño, supresión de una gran parte de masa verde y reducción de raíces con trasplante fuera de fecha.) En un vivero logramos hallar extensa variedad de condimentas muy correctas para bonsái. Si tú ahora te conoces y no vas a ser con la capacidad de espera hasta una temporada de trasplante correcta, te invito a de forma encarecida que visites los viveros en invierno-primavera o caso de que halles la planta pero no la adquirieras hasta esa fecha .

La producción comercial prima ciertas especificaciones nada atrayentes para nuestra búsqueda. Frecuentemente vamos a encontrar leños cilíndricos por el veloz desarrollo, totalmente verticales y sin movimiento alguno. Esto tiene mejor solución que las raíces mal posicionadas, pero conviértete en estas cuestiones.

Trasplante

Trasplantaremos a de primavera en el momento en que aparezcan los nuevos brotes. Vamos a aprovechar este instante para remover ramas secas y podar las que no precisemos.

Trasplantaremos cada 2 años.

¿Piensas que nos encontramos al mismo nivel de madurez que otros países de Europa?

Quizá esté mal que yo lo afirme, pero probablemente, el nivel del bonsái español esté en el número uno de Europa. Logramos hallar a España en el primer rincón de la mayor parte de las exposiciones de renombre que hay en Europa.

Sugiero a cualquier aficionado que se una y que participe en las asociaciones. En una asociación siempre y en todo momento hallará soporte. Va a poder comunicar entendimientos con apasionados con mayor experiencia que le resultarán de mucha asistencia. Entre los apasionados hay niveles diferentes y siempre y en todo momento hay alguien que va un paso mucho más adelante que te puede marcar unas directivas y que puede ir prestando asistencia en cosas que, por tu cuenta, puedes demorar un buen tiempo en descubrirlas.

Sobre el creador

Alejandro Zambra (Santiago de Chile, 1975) ha anunciado los libros de poesía Bahía inútil (1998) y Mudanza (2003), el inclasificable volumen Facsímil novelas Bonsai (2006), La vida privada de los árboles (2007), Maneras de regresar a casa (2011), Poeta chileno (2020), el libro de cuentos Mis documentos (2013) y las recopilaciones de crónicas y ensayos No leer (2018) y Tema libre (2019). Sus novelas fueron traducidas a veinte lenguajes y sus cuentos han aparecido en gacetas como The New Yorker, The Paris Review, Granta, Tin House, Harper’s y McSweeney’s. Ha recibido, por ejemplo distinciones, el English Pen Award, por la edición inglesa de Maneras de regresar a casa, y el premio Príncipe de Claus, en Holanda, por el grupo de su obra. Hoy día, vive en la Localidad de México.

*Por Manuel Allasino para La tinta.

Deja un comentario