que hacer cuando mi bonsai se pone amarillo

Mensaje de Twitter

Plantar un bonsái y ofrecerle la manera puede ser una experiencia completamente gratificante. No obstante, gracias a múltiples causantes como el abuso de agua, la carencia de esta o el abandono de los cuidados precisos, nuestro bonsái puede hallarse en una situación crítica. En estas situaciones todavía probablemente halla promesa, en tanto que observando el estado de sus raíces y alimentándolo con la fertilización correcta, este árbol semimuerto puede regresar a la vida.

De qué manera regar un bonsái

Lo idóneo es emplear una regadera que tenga orificios hasta o con una lanza de riego lo mucho más extendida viable. Regar hasta el momento en que el agua salga por los orificios de drenaje y mojando las hojas. Hazlo en 2 tiempos para cerciorarte de que la tierra se empapa absolutamente y verifica que la temperatura del agua sea lo mucho más próxima a la temperatura ámbito intentando regar con agua de calidad, libre de cloro y cal.

En invierno trata de regar en las horas centrales del día, en el momento en que hace algo mucho más de calor, de este modo evitarás que el agua que sobre se congele en el envase. No obstante, a lo largo del verano, riega por la mañana o por la tarde en el momento en que ahora ha caído el sol, de este modo prevendrás el contraste térmico en las raíces que logren perjudicarlas.

Somos una increíble tienda de bonsái

Vendemos todo lo preciso para proteger estos árboles en miniatura. En el caso de inconvenientes con hojas amarillentas, contamos asimismo con artículos y herramientas para esta situación.

arboles

¿Qué andas aguardando? Da a tu bonsái ese precaución que merece. Recuerde que estos árboles pequeños son como un tesoro. Meritan atención. Contacta con nosotros!

Falta de Nitrógeno

El Fósforo, el Potasio y el Nitrógeno son los primordiales nutrientes que precisan los bonsáis y las plantas para lograr vivir bien. Por su relevancia, la falta de alguno de estos nutrientes puede comportar ciertas secuelas negativas a nuestros bonsáis.

Sobre riego o falta de riego

El sustrato bastante húmedo impide el ingreso al oxígeno que las raíces precisan. En el momento en que las raíces dañadas no tienen la posibilidad de absorber agua las hojas se ablandan, se vuelven amarillas y caen.

Además de esto, la acumulación de agua fomenta el desarrollo de hongos y bacterias. Por otro lado, si el suelo está bastante seco, el efecto sobre las hojas va a ser exactamente el mismo: se ablandan, se vuelven amarillas y caen.

Deja un comentario