que es un bonsai para niños

La escuela de bonsái Fuji Kyookai Bonsai – Escuela de Vanguardia dará, en el Jardín Botánico-Histórico La Concepción, el IV Cursillo Infantil de Arte Bonsai. Se dirige a pequeñas y pequeños de 7 a 12 años, y va a ser el domingo próximo. El software del curso es el próximo. Parte teorética – ¿Qué es un bonsái? – Orígenes del Bonsai. – Estilos Tradicionales Básicos: -Monumental – Moyogi – Chokkan – Inclinado – Kengai – Bonkei – Composición del bonsái. Parte práctica – Selección de frente del árbol. – Trasplante y composición de un bonkei (paisaje de rocas con bonsái). – Cuidados y Cuidado del Bonkei. El curso incluye: – Pre-bonsai. – Test conveniente. – Sustrato. – Piedras decorativas. – Figuras ornamentales. ACTIVIDAD: Curso de bonsái para pequeños en Málaga LUGAR: Jardín Botánico-Histórico La Concepción, Sendero del Jardín Botánico, 3, Málaga FECHA: Domingo diez de abril HORA: diez:00-14:00h EDAD: 7 estudiantes PRECIO: 35 euros INFORMACIÓN Y MATRÍCULA: [email protected]

Historia del bonsái en China

Mural de Penzai en la tumba de la dinastía Tang del príncipe Zhang Huai, 706 d.C. (Fotografía: Wikimedia Commons Dominio público)

En la vieja China, los primeros navegadores fueron probablemente los que descubrieron los árboles en miniatura que medraban en lo prominente de las montañas. Este tiempo creaba condiciones duras donde era bien difícil que creciesen plantas y árboles, con lo que los pequeños árboles que prosperaban tenían una fachada algo retorcida. Ahora en el siglo IV a. C., los taoístas pensaban que recrear puntos de la naturaleza en miniatura dejaba a la gente entrar a sus características mágicas. De esta forma nació el colgante. Esto implicó la creación de panoramas en miniatura exhibidos sobre loza de barro.

Alienta en la tranquilidad y la relajación

El bonsái es una planta de desarrollo retardado. En verdad, esa tranquilidad en su evolución forma una parte del atrayente del cultivo. Pero no solo eso. Por sus peculiaridades, el bonsái es una planta cuyo cultivo alienta a la calma. Lo que, en parte, se ha achicado de tamaño. Uno que ordena a que cualquier labor de poda, hilado o limpieza sea con bastante precaución.

Y sí: este mimo con el que intentamos nuestro pequeño árbol provoca que cada labor que solicite sea efectuada con calma. Una tranquilidad que dejará que, el tiempo que dediquemos a nuestra planta, repercuta en positivo en nuestro estado anímico.

Deja un comentario