que bonsai puedo tener en interior de casa

No todos y cada uno de los bonsáis están permitidos para el interior de nuestra vivienda. Así, si nos encontramos pensando en comprar o obsequiar algún ejemplar bonsái para personalizar un hogar debemos notificarnos antes sobre las variedades que se amoldan a estas condiciones y la manera en que debemos darles los cuidados.

Ficus Retusa

Abonando los bonsáis

El bonsái, como todas y cada una de las plantas de mac , tiene un espacio con limite donde realizarse, con lo que los nutrientes de los que dispone son muy limitados y la salud de nuestra planta queda comprometida.

De ahí que deberíamos meditar que el fundamento de la nutrición del bonsái ha de estar apoyado en lo que da el medio natural. El humus líquido, cuya base es el humus de verme, contribuye todos las ventajas del mismo: crea una red social de microorganismos en el suelo que asisten a la nutrición de una forma natural, fomenta la sanidad en el suelo al eludir que patógenos se logren desarrollar y perjudicar a las raíces de la planta y contribuye a sostener unos escenarios correctos de nutrientes para eludir los desequilibrios. Ya que el envase del bonsái tiene un tamaño definido, al dar los nutrientes en una manera líquida, es la manera mucho más simple de abonar nuestro bonsái.

De qué manera cultivar un bonsái de interior

El éxito de un bonsái en espacios interiores se disminuye que asimismo logres modificar el ambiente en torno a tu árbol a fin de que se expanda apropiadamente. Como norma establecida, considera que tienes que intentar imitar el ámbito exterior tanto como resulte posible.

No obstante, este ambiente debe suplir los elementos básicos que todos y cada uno de los árboles y bonsáis precisan. Lámpara, agua y una temperatura correcta.

Los más destacados bonsáis para el interior en España

¿Cuáles son las mejores especies de bonsáis para interior? ¿Qué cuidados concretos y peculiaridades los definen? Estos son varios de los aconsejados por Be.Green para iniciarse en el arte del precaución del bonsái.

Este género de bonsái de interior recibe múltiples nombres aparte de la Ficus retusa: benjamina, pandilla, nerifolia y compacta.

arboles

Si bien en su género incluye cientos y cientos de especies de tamaño diverso, coinciden en ser originarias de tiempos tropicales, y en un avance veloz y vigoroso. Su característica mucho más peculiar radica en las ramas y en el cuerpo: si se cortan o rompen hace aparición el látex blanco que se emplea para guantes, entre otros muchos usos.

La humedad ambiental, clave para su confort

De nuevo: son árboles y, añadido, de origen tropical. En ningún caso están familiarizados a un ámbito seco. De ahí que, si deseamos observarlos progresar adecuadamente, debamos crearles un microclima. No es tan difícil como semeja. Solo hay que poner una plata o maceta mayor que la del bonsái bajo él con agua. Ahora va a bastar con poner una cubierta de greda volcánica y, sobre ella, el bonsái. Así mismo, va a poder tener la humedad que necesite sin que sus raíces se logren pudrir.

Pero no es la única práctica que vamos a deber hacer como una parte de los cuidados del bonsái. Tampoco está de sobra adecentar regularmente sus hojas para fomentar la fotosíntesis y, una vez limpias, pulverizar agua. Una manera simple de sostener hidratadas las hojas.

Deja un comentario