puedo tener un bonsai con flor en interioir

No todos y cada uno de los bonsáis están permitidos para el interior de nuestra vivienda. Así, si nos encontramos pensando en comprar o obsequiar algún ejemplar bonsái para adornar un hogar debemos notificarnos antes sobre las variedades que se amoldan a estas condiciones y la manera en que debemos darles los cuidados.

Ficus Retusa

Plagas mucho más comunes de los bonsáis

1 Pulgones (tixag Hablamos de bichos pequeñísimos que tienen la posibilidad de ser de distintos tipos: pulgones verdes, negros, naranjas, cobrizos, a pesar de que los más frecuentes son los verdes. Son pequeños insectos chupadores que atacan los brotes nuevos de las plantas.

De nuevo: son árboles y, añadido, de origen tropical. En ningún caso están familiarizados a un ámbito seco. De ahí que, si deseamos observarlos progresar adecuadamente, debamos crearles un microclima. No es tan difícil como semeja. Solo hay que poner una plata o maceta mayor que la del bonsái bajo él con agua. Ahora va a bastar con poner una cubierta de greda volcánica y, sobre ella, el bonsái. De esta manera, va a poder tener la humedad que necesite sin que sus raíces se logren pudrir.

Pero no es la única práctica que vamos a deber hacer como una parte de los cuidados del bonsái. Tampoco está de sobra adecentar regularmente sus hojas para fomentar la fotosíntesis y, una vez limpias, pulverizar agua. Una manera simple de sostener hidratadas las hojas.

Escoger una aceptable localización

De ahí que es esencial entender cuál es el hábitat natural de la clase que hemos conseguido. Por poner un ejemplo, si habitamos Mallorca y poseemos un olivo, va a estar en un hábitat afín al natural, en tanto que medra de manera natural en el Mediterráneo. En cambio, si disponemos un ficus y habitamos La capital de españa, entendemos que, más que nada en invierno, no le importará estar a cubierto de las heladas. Para resumir, debemos notificarnos según la clase y dónde vivimos para amoldarla lo más bien que se pueda.

Sustrato perfecto para el bonsái

La clave para escoger el suelo conveniente para el bonsái es escoger uno que ofrezca un drenaje conveniente. , como roca volcánica o piedras, para prosperar el drenaje y también ingresar aire en el suelo. La mezcla de suelo ideal asimismo debe poder retener agua, lo que se puede progresar agregando arcilla.

Fertilizar su bonsái afirma que reciba la cantidad correcta de nutrientes que precisa para sostenerse saludable. Un fertilizante de bonsái equilibrado debe contener partes iguales de nitrógeno, fósforo y potasio; antes de la fertilización, debe regar bien su árbol, por ser nocivo fertilizar la planta en suelo seco; aparte de leer bien las normas del fertilizante eludiendo los desmanes.

Deja un comentario