porque hay hormigas en mis bonsais

Al defoliar el ficus del producto previo advertimos un elevado número de hormigas, entre los primeros síntomas de que existe algún bicho en nuestro bonsái. En un caso así hablamos de cochinilla que irrespetuosamente llamamos de “lapa” bien difícil de ver a fácil vista pues se mimetiza con la corteza o se ubica en el reverso de las hojas. Esta clase de cochinilla adjuntado con la cochinilla algodonosa y la acanalada son las mucho más usuales. Como es bastante frecuente en esta temporada nos semeja atrayente comunicar con nosotros y centrar el producto en de qué manera lo suprimimos mucho más que en las especificaciones científicas del insecto en cuestión puesto que hay prácticamente 8000 variedades en la familia de los cocoideos.

COCHINILLA ACANALADA

¿De qué manera espantar las hormigas de las plantas de manera natural?

Suprime los insectos chupadores de savia como las cochinillas y los pulgones y, las hormigas, se van a ir. Riega poderosamente las plantas para desocupar a los chupadores de savia o tómalos de forma manual si solo hay unos pocos.

Asimismo te sugiero promover los insectos predadores naturales como las mariquitas a fin de que se nutren de los insectos plaga. Planta flores ricas al néctar y polen para atraer insectos ventajosos.

Pugó, un tradicional del jardín que asimismo agrede la orquídea

Es un viejo popular de los fanáticos de la jardinería. Frecuenta efectuar acto de presencia en primavera y verano, coincidiendo con un incremento de las temperaturas. No es el único aspecto que fomenta su aparición: asimismo un exceso de abono abundante en nitrógeno puede ocasionar que colonice nuestra planta. No despreciamos el poder de estos insectos. No solo absorbe la savia de la planta: asimismo tienen la posibilidad de ser transmisores de virus y llamar la atención de otros insectos como las hormigas.

La mosca blanca

El incremento de la temperatura hace la aparición de la mosca blanca. Hablamos de un pequeño insecto de color blanco que se pone en la parte de abajo de el papel. Altera el desarrollo y la segregación de la melaza del bonsái. Puede combatirse merced a un insecticida concreto para este género de plaga.

Los ácaros son pequeños parásitos que atacan las hojas mucho más adultas del bonsái ocasionando defoliaciones extendidas. Se muestran desde principios de primavera hasta otoño. Puede terminarse a través del empleo de acaricidas sintéticos. Asimismo tenemos la posibilidad de añadir remedios naturales usando la ortiga.

Tratamientos a utilizar

Una vez descubierta la patología, la primera prioridad es cerciorarse de que se sugiera al resto del árbol u otros ejemplares de nuestra compilación. Es esencial investigar el bonsái de forma regular para advertir signos de patología o infección. Esto deja una detección temprana y tomar las medidas primordiales para una rápida restauración.

Si su árbol se ve perjudicado, vamos a deber:

Deja un comentario