podar el bonsai en el transplante

Los Bonsais son plantas de enorme porte, arbustos y árboles eminentemente, que a través de ciertas técnicas culturales como son las podas y los pinzados se logra que su parte aérea sea achicada y compacta.

En lo que se refiere al sistema radicular, asimismo se trabaja prácticamente de año en año, dejando las raíces mucho más gruesas como medio de anclaje y unión de la planta… y estimulando la emisión de raíces pequeñas que son de todos modos las causantes de la captación de agua y nutrientes del suelo.

El primer riego tras el trasplante

Justo después de trasplantar tu bonsái tienes que regarlo en abudancia a fin de que el polvo que pudo ingresar en el sustrato salga. Mira bien los orificios de drenaje. Debes regar hasta el momento en que el agua salga clara y transparente, sin tierra o polvo. A lo largo de los días siguientes es esencial regar apropiadamente. Toca la cubierta superficial del sustrato y en el momento en que esté seca, seguir a regar. Toda vez que regamos en el momento en que la tierra está seca regeneramos el oxígeno del sustrato y esto asistencia al desarrollo de la raíz.

Tras un trasplante, el sistema radicular del bonsái está especial y debe volver como estaba. Si no protegemos nuestro árbol del viento, este puede ocasionar 2 inconvenientes. Lo primero es que nuestro bonsái se secará mucho más veloz demandando a las raíces que trabajen de sobra para hidratarlo. Ya que las raíces están enclenques por el trasplante, esta situación de agobio puede producir pérdida de la aptitud de cicatrización y también hidratación de la raíz y terminar muriendo.

FRECUENCIA DEL TRASPLANTE

Entre las primeras cosas que influyen en la aptitud de desarrollo de las raíces tras el trasplante es la manera de cuidar de los bonsáis. Según el sitio donde los ubicamos, la insolación, la temperatura del aire, la temperatura de la tierra en la maceta, la continuidad del riego… todas estas condiciones altera la aptitud y el modo perfecto de desarrollo de las raíces. Los puntos mucho más esenciales de los cuidados tras el trasplante son los próximos:

¡Prepara tu puesto!

Hacer un trasplante no es trabajo limpio, quizá ensuciemos el espacio conque vamos a deber ponernos en algún rincón donde esto no sea un inconveniente. Un patio o una terraza sería ideal si disponemos oportunidad. Para reducir el manchar el suelo tenemos la posibilidad de emplear la bandeja que comentamos previamente.

El desarrollo no va a ser algo veloz conque una mesa y una silla cómodas asimismo van a ser un punto esencial. Y algo opcional pero que posibilita el desarrollo de centrado del árbol es un turno. Nos deja ir virando el árbol sin la necesidad de levantarlo.

¿De qué forma tienes que trasplantar tu bonsái?

Es esencial que poseas muy presente que, al trasplantar, provocarás un fuerte agobio en tu planta, de ahí que tienes que accionar de manera rápida y estable.

Antes de sacar el árbol de la maceta tienes que tener todo listo: macetas con las rejas puestas, alambres de unión, cuerda de cáñamo, sustrato tamizado, palillos, etcétera…

Deja un comentario