plagas de insectos en los bonsais

En esta clase de plaga se tienen dentro múltiples insectos, pero todos se identifican por tener una coraza exterior de distintas colores y consistencias (según la clase) que se utiliza para resguardarlo. El primordial peligro con esta plaga es que nacen de un huevo con apariencia de larva, para después transformarte en su versión adulta que pone huevos, con lo que hablamos de un desarrollo que jamás tiene la posibilidad de tener fin si no poseemos bastante precaución.

Secuelas que genera en el bonsái

La cochinilla se nutre desde savia de los árboles a los que parasitan. Las secuelas para el bonsái en el caso de asaltos fuertes son el debilitamiento general. La deformación de el papel y el desarrollo de agujas forman parte asimismo efectos dañinos que generan sobre los bonsáis.

El procedimiento de control es afín en todos y cada uno de los casos, siendo la prevención fundamental por el hecho de que una vez establecida la plaga su supresión determinante no es tan simple como sucede, por servirnos de un ejemplo en los pulgones. El caparazón de la cochinilla actúa realmente bien como composición protectora en frente de insecticidas. Como procedimiento de prevención es esencial sostener una copa bien aireada, limitar la app de agua sobre las hojas y usar a lo largo del verano (temporada de mayor peligro de plagas) ciertos insecticidas precautorios.

De qué manera supervisar el pulgón

A inicios de primavera en el momento en que se muestran los primeros pulgones hay que iniciar la app de artículos químicos debo ir repitiendo cada 15 días si la infestación es extendida .

Se tienen la posibilidad de utilizar artículos de contacto como las Piretrinas o Clorpirifos artículos químicos que al tocar en el pulgón lo matan. Son modelos que solo tienen efecto instantáneo y su app debe regularse. Asimismo hay artículos de acción sistémica que continúan en la planta en el transcurso de un tiempo, matando los pulgones que se nutren, como el Imidacloprid y el Fenitrotion, estos modelos de acción sistémica son mejores puesto que duran mucho más y solo afectan a los pulgones no a sus predadores.

La cochinilla algodonosa

Tenemos la posibilidad de decir que este género de plaga es la mucho más dañina de todas y cada una. Es un insecto que hace una envoltura de cera blanca atacando al bonsái y debilitándose. Se posiciona en el leño y las ramas, y se puede reproducir ocasionando larvas en verano. Al advertirse esta plaga es requisito accionar cuanto antes. Para quitarlo es aconsejable emplear alcohol metílico en el bonsái con algo de algodón. Aparte de esta clase de plagas hay otras asimismo que afectan a los bonsáis.

Tenemos la posibilidad de ver múltiples como son la araña roja, cubriendo el papel con seda ocasionando su cambio de color y matándolas; las hormigas, atacando solo si hay pulgones en el bonsái; y finalmente, los cáspides, insectos que se nutren de las hojas y flores de la planta.

Virus y Hongos

Los virus se tienen la posibilidad de advertir por las hojas decoloradas y la desaparición súbita de las ramas. Si la infección por alguno de estos agentes patógenos es la causante del deterioro de tu bonsái, tienes que poner el árbol que se ha infectado separado del resto especímenes para eludir la polución cruzada. Intente los síntomas sacando las partes inficionadas del árbol y aplicando un fungicida en aerosol para terminar con los hongos, en la situacion de virus, no hay bastante que llevar a cabo, solo debes remover las bandejas de la plata inficionadas y prosperar las condiciones de contestación de la planta.

  • Áfidos: insectos pequeños de aspecto jugoso, en general de color verde claro, pero tienen la posibilidad de ser blancos, negros o grises, que chupan la savia de las hojas jóvenes y los capullos de las flores. La mayor parte de los sprays para plantas de interior les matarán al contacto, pero tienen que repetirse cada 4 a seis días a fin de que sean efectivos. Los áfidos generan áfidos vivos, hembras y preñados, conque terminar con ellos se puede devolver un desafío. Los jabones insecticidas solo matarán los pulgones con los que entren en contacto.
  • Ácaro: bien difíciles de ver, semejan granos pequeñísimos y finos de pimienta blanca en la parte de abajo de una hoja durante la nervadura central. Después, se ven finas correas, que semejan pelos de ángel en un árbol de Navidad. Los ácaros araña no son insectos, pero están íntimamente relacionados con las arañas. Tienen ocho patas, no seis. Un insecticida no va a marchar.
  • Chinches: semejan pequeñas uvas de algodón húmedo, por norma general en una grieta donde una hoja se une a un tallo. Fregar cada insecto con alcohol isopropílico matará a este insecto, pero transporta un buen tiempo. Va a hacer falta una supervisión cuidadosísima a lo largo de meses para cerciorarse de que otro insecto no vuelva a tomar el control.
  • Moscas blancas: son enanas moscas blancas en la parte de abajo de las hojas que vuelan en el aire en el momento en que se las molesta. Los sprays no son muchos efectivos, salvo que logres golpearlos en el momento en que están volando. Prueba con una tarjeta amarilla que se pega cerca de la planta y agítela con cierta frecuencia para alentarlos a volar hacia la tarjeta.

Deja un comentario