mi bonsai se seco rn dos dias

Mensaje de Twitter

Plantar un bonsái y ofrecerle la manera puede ser una experiencia completamente gratificante. No obstante, gracias a múltiples componentes como el abuso de agua, la carencia de esta o el abandono de los cuidados precisos, nuestro bonsái puede hallarse en una situación crítica. En estas situaciones todavía probablemente halla promesa, puesto que observando el estado de sus raíces y alimentándolo con la fertilización correcta, este árbol semimuerto puede regresar a la vida.

Frente todo, ¿de qué forma revisar si un bonsái está vivo?

Mientras que hay vida, hay promesa.

Si bien te parezca que tu bonsái está bastante seco, posiblemente todavía prosiga vivo.

Bonsáis de Interior

Los Bonsáis de Interior tienen que sostenerse sobre los 60 grados Fahrenheit (15 grados Celsius) durante todo el año, lo que quiere decir que en la mayor parte de los tiempos tienen que sostenerse en el interior a lo largo del invierno. La mayor parte de los Bonsais de interior no pierden las hojas (Ficus, Carmona, etcétera.), a menos que ocurra algún inconveniente:

El riego elevado es una razón frecuente en el momento en que el Bonsai de interior fué plantado en un sustrato pobre que retiene mucha agua. Unos pocos meses de riego elevado comportarán que se pudran las raíces, cosa que solo es aparente en el momento en que el árbol comienza a perder fuerza ahora perder las hojas. Hay que regar solo en el momento en que el sustrato se seca levemente y en el momento en que el árbol optimize, debe trasplantarse utilizando un sustrato mejor.

Hojas amarillas en los bonsáis

El color verde propio de las plantas es merced a la clorofila, un nutriente que crea la planta para alimentarse. En el momento en que falta ese nutriente el color verde se regresa mucho más pálido, aun amarillo. Esta carencia de la clorofila recibe el nombre de clorosis.

¿Qué sucede si no hay clorofila? La fotosíntesis no marcha de manera correcta y, como resultado, el papel perjudicada se seca y cae. Otra cosa a tomar en consideración es que una hoja perjudicada por la clorosis es mucho más vulnerable a poder padecer plagas.

¿Qué llevar a cabo en estas situaciones?

Si da la sensación de que tú bonsái se muere, hay que descartar múltiples cosas. Lo primero es no desahuciar el árbol, sino más bien procurar salvarlo. También, considere la lista de opciones que mostramos ahora:

  • Hay que entender si el árbol prosigue vivo. Un truco es realizar una pequeña muesca en el leño, bien con la uña o un elemento afilado. Si emite un pequeño líquido verdoso o savia, quiere decir que hay esperanzas.
  • Garantizar la clase de bonsái. Solo de esta forma se logra inferir la manera de atenderle.
  • Ver las raíces. Si todavía tienen vigor, quiere decir que cumplen la función de dar de comer al árbol.
  • Recortar ramas en estado deplorable. La energía que mantiene el bonsái debe usarla para volver a poner las partes que todavía tienen vigor.
  • Mudar la tierra. Es sensato llevarlo a cabo, pero precaución. Al tener un nuevo sustrato, el bonsái tiene aptitud para alimentarse y curarse.
  • No abuse el riego. Un fallo común es abarrotar de agua a las raíces en estas situaciones, lo que es contraproducente.

Deja un comentario