mi bonsai cipres se esta secando

Mensaje de Twitter

Plantar un bonsái y ofrecerle la manera puede ser una experiencia completamente gratificante. No obstante, gracias a múltiples componentes como el abuso de agua, la carencia de esta o el abandono de los cuidados precisos, nuestro bonsái puede hallarse en una situación crítica. En estas situaciones todavía probablemente halla promesa, en tanto que observando el estado de sus raíces y alimentándolo con la fertilización correcta, este árbol semimuerto puede regresar a la vida.

Localización de los bonsáis

La primera cosa que se debe tener claro en el momento en que comienzas a proteger un bonsái es el sitio donde lo situarás.

¿De qué forma impedir el amarronamiento de las coníferas?

  • Controla el riego, tanto la cantidad como la continuidad para eludir el encharcamiento; además, recuerda que las coníferas mucho más sensibles en demasía de riego, no precisarán mucha proporción de agua y solo deberán ser regadas en el momento en que sea preciso.
  • Protege el buen drenaje en el momento de plantar las coníferas y si el lote fuera muy pesado, o, se acumulase mucha agua de forma natural, lo destacado va a ser no plantar las coníferas.
  • Ten presente el tamaño que van a tener las plantas en la etapa adulta para eludir la asfixia de las raíces.
  • Efectúa entrecavas para orear el lote.
  • Recurre a abonos con contenido elevado en aminoácidos y nitrógeno.
  • Aplica un fungicida conveniente para tratar y sanar los hongos.

Como bien te he explicado previamente, hay algunos inconvenientes que son escenciales  en el amarronamiento de las coníferas como el riego en demasía, la carencia de magnesio y el hongo phytophtora. De ahí que, ahora, comparto contigo un vídeo desarrollado por AKI Bricolaje a fin de que sepas de qué forma tratar este inconveniente:

Mala técnica del riego

Entre los fallos mucho más usuales es no habernos informado apropiadamente de las pretensiones hídricas de nuestro bonsái. Esto, aparte de secuelas mortales para el bonsái, asimismo puede ofrecernos inconvenientes como la clorosis. Es frecuente que, si nos pasamos con el agua, una gran parte de las hojas del bonsái están de color amarillo profundo.

Riego

El riego se utiliza en el momento en que el suelo ahora está completamente seco y a lo largo del desarrollo hay que eludir que las raíces queden húmedas en todo momento. El agua no requiere cal, tal y como si lo necesitan otras condimentas para el riego.

A lo largo de los meses de invierno no se sugiere regar el bonsái, pero las raíces no tienen que dejarse secar absolutamente. De ahí que es requisito empapar las raíces cada cierto tiempo, eludiendo encharcar el sustrato donde se hallen. Las hojas y la copa de la clase necesitan humedad y si están secas y llegan a recibir aire ardiente, tienen la posibilidad de deteriorarse y padecer.

Deja un comentario