mezcla tuba y akadama para bonsai

Conociendo las clases de tierra, con sus pros y sus contras, el aficionado termina realizando sus mezclas según la manera de riego o el sitio donde habitan los bonsáis. Una aceptable mezcla de sustratos para bonsáis en la mayoría de los casos está formada por el 70% de Akadama y un 30% de grava o piedra volcánica. Pero en la situacion de apasionados recién iniciados y con no mucha experiencia en el momento de abonar o llevar un óptimo riego, lo idóneo es usar mezclas preparadas que contengan turba, Akadama y grava volcánica. En un caso así, el sustrato Terrabonsai sería el especial.

Ciertas especies tienen requerimientos concretos en lo que se refiere a la mezcla de sustratos. en la situacion de los juniperos y pinos, precisan mezclas así como: 60% de akadama y 40% de volcánica, grava o kyriuzuna. Por otro lado, las azaleas, las camelias, las gardenias y los cítricos precisan un óptimo porcentaje de turba o Kanuma sola. Los árboles de secano, como olivos, romeros, etcétera. eligen suelos drenantes pero agradecen asimismo algo de materia orgánica.

¿Qué es el sustrato para bonsái?

El sustrato para bonsái es el medio en el que están las raíces, ahora través del que estas se proveen del oxígeno, agua y nutrientes para el conveniente avance de la planta.

Un óptimo sustrato debe tener las próximas características a fin de que el bonsái se desarrolle en perfectas condiciones:

Empleo de macetas pequeñas o de exposición

Si tienes varios bonsáis en etapa de refinado o árboles de pequeño tamaño por el hecho de que eres un apasionado de las mamas y shohin, quizás este es tu caso.

Las macetas pequeñas y de exposición proponen a los árboles un aspecto magnífico, pero una escasa reserva de agua. Esto supone que en verano, por todos las causas arriba expuestos que has ido leyendo, consigas tener inconvenientes.

Sakadama 40% + Terrabonsai 40% + Pomice 20%

Esta mezcla, donde se introduce el Pomice, es indicada para especies mediterráneas y de hoja perenne. Estas proporciones dejan conseguir árboles de enorme vigor que responderán de manera correcta a la poda y pinzado.

La mezcla con Kiryuzuna y Akadama, la hace particular para el cultivo de coníferas. Hablamos de una mezcla muy drenante, lo que dejará el buen avance de árboles poco robustos. Impide la asfixia radicular y la podredumbre de las raíces.

Deja un comentario