los bonsai mas raros del mundo

Se estima que los especímenes de bonsái mucho más viejos de todo el mundo tienen por lo menos 800 años y o sea solo una estimación. Esto se origina por que datar un frágil y viejo ejemplar de árbol de bonsái puede dañarlo. La edad de la mayor parte de los árboles viejos de bonsái es comúnmente solo estimada y fundamentada en cualquier registro libre, el género de árbol y el estilo de corte. Asimismo es realmente difícil datar varios de los especímenes de árboles de bonsái mucho más viejos de todo el mundo pues ciertos están en compilaciones privadas niponas y en el extranjero.

Los próximos son cinco de los árboles de bonsái mucho más viejos y todavía vivos de todo el mundo.

¿Cuáles son los bonsáis mucho más extraños y importantes de todo el mundo?

Los bonsáis son maravillas artísticas vivas, ciertos árboles conocidos tienen cientos y cientos de años. Estos árboles no tienen precio y en el momento en que están en venta, carísimos. Pero al tiempo, asimismo tenemos la posibilidad de obtener Bonsai en un centro de jardinería local, por unos pocos euros logrando personalizar nuestro hogar de una manera única y extraordinaria.

Árboles estilo Chino por Yee-sun Wu

Estos árboles son Sageretia Theezans y juntos hacen una muy verdadera representación escénica. Una parte del adorno es la vasija donde está el árbol, la mesa vieja y los adornos de rocas.

¿Qué te contribuye el bonsái a fin de que decidieras dedicarte absolutamente?

Soy un individuo que me ha dado gusto el arte a lo largo de toda la vida desde pequeña. Soy Libra, y como buena Libra, soy un individuo estructurada y muy artista. Me agradaba la pintura y todo cuanto tuviese que ver con el arte. En el momento en que descubrí el bonsái dije: es creación, o sea el mío. Allí comencé con el bonsái. Es realmente difícil meditar en algo particularmente que me detuviese en el bonsái. Tenía la parte creativa, la una parte de la naturaleza, y además de esto los bonsaístas todos somos conservacionistas natos. En el momento en que un bonsaísta halla a otro bonsaísta son ya amigos. A través del bonsái he popular a mis mejores amigos en todo el país y también en todo el mundo. He popular a gente fantástica en todos y cada uno de los rincones de todo el mundo. Asimismo me hizo viajar. Toda vez que había algún congreso en algún ubicación yo viajaba hasta allí para estudiar bonsái.

He estado en sitios que quizás no se me habría ocurrido ir. En el momento en que había algún congreso de bonsái o me invitaban a efectuar un curso iba por las islas del Caribe, por América del Sur, América del Norte, por mil sitios. Mi sueño era, cualquier día llegar a El país nipón. Lo veía tan lejano, tan inalcanzable… Estando en California, los profesores Shingi Ogasawara y John Naka me invitaron a proceder a la primera Convención Mundial de Bonsai en Omiya, El país nipón. Sería un Congreso en todo el mundo y me afirmaron que no podía faltar. Me invitaron con diez años de antelación. Son gente muy estructurada. diez años es bastante tiempo, pero me organizé y, ahí estuve. Fui con el tour de John Naka. Me solicitó que trabajara para la Fundación Sudamericana de Bonsai. Allí se estaban formando las distintas federaciones, la de Europa, Asia, Norteamérica, América latina… y entonces al lado de Solita Tafur nos hayamos puesto a trabajar. Hicimos los primeros contactos hasta fundar la Federación Sudamericana de Bonsai. Indudablemente, El país nipón fué el país que mucho más me ha impresionado. Era mi sueño dorado. He tenido la posibilidad de ir tres ocasiones mucho más y prosigo diciendo que es un país que hay que conocer. Tiene una gente increíble. Es un país fantástico. Estaría comentando de El país nipón por varias horas.

Árboles mucho más pequeños de todo el mundo: Bonsai

El otro candidato a ser el mucho más pequeño de los árboles mucho más pequeños de todo el mundo es el bonsái. Un árbol que asimismo está cubierto de polémica. Y sucede que los bonsáis no es que sean árboles, sino más bien trozos de árboles que especialistas en la materia se dedican a sostener en un tamaño mínimo.

Deja un comentario