injerto de corona bonsai como hacer

Injertar radica en juntar unas partes de 2 plantas de manera que se suelden y prosigan su desarrollo como una planta sola. Entre las 2 partes se transformará en la parte aérea de la novedosa planta y la vamos a llamar injerto, la otra sección formará la parte de abajo y el sistema radicular y le vamos a llamar portainjerto o patrón. El primordial requisito a fin de que ande esta técnica es que haya una enorme afinidad entre el portainjerto y el injerto, de ahí que se usan siempre y en todo momento plantas del mismo género. Si la afinidad no es bastante buena, aparte de tener repercusión en la vitalidad de la planta, se formarán antiestéticos engrosamientos en el punto donde se ha injertado, lo que supone una disminución en la calidad del bonsái. Para efectuar un injerto escogeremos una planta que tenga hojas pequeñas y un desarrollo sólido y otra planta que tenga un desarrollo veloz. En general, la mejor temporada para llevar a cabo los injertos es a inicios de primavera, en el momento en que todavía las yemas no se han abierto, pero la savia comienza a fluir, si bien asimismo se puede llevar a cabo en invierno. Tras un año de efectuar el injerto se puede trasplantar el árbol o el arbusto a la maceta para bonsái. La técnica del injerto necesita bastante práctica a fin de que se logren excelente resultados. Hay varios géneros de injertos, los mucho más usados son: el injerto inglés asimismo llamado injerto de lengüeta (árboles y arbustos de hoja caduca), y el injerto de lado para plantas de hoja persistente.

Injerto de Escudet:

Es un sistema simple que marcha realmente bien si se usa como patrón una planta joven (1 o 2 años) o ramas de un árbol adulto (d entre 3 y 6 centímetros de diámetro). Si deseas emplear como patrones leños o ramas mucho más gruesas este procedimiento injerto del olivo es más difícil.

La varilla para conseguir los injertos debe tener entre 2 y 3 años de vida, a fin de que no tenga hojas, puesto que en estas ramas están constituidas las yemas latentes. El instante elegido para injertar cambia de una región a otra, en tanto que influye la geografía y el tiempo:

Injerto de yema

Es afín al injerto previo, pero en vez de una rama se injerta una yema con algo de corteza.

Se corta una yema con mucho más de 1 cm de corteza abajo y por arriba.

Injerto tipo Koromogae

Otro procedimiento para efectuar esta clase de injertos en pinos es efectuarlos sobre descendientes de 2 años de edad en la base del leño. Entre los mucho más comunes que hacen los especialistas nipones es de pino silvestre japonés sobre un pie de pino negro japonés, mucho más vigoroso y fuerte que el primero, de desarrollo mucho más retardado y enclenque.

Asimismo se puede efectuar en árboles de mayor edad para mudar el follaje superior, poco afortunado estéticamente, por una exclusiva que desarrollaremos desde la base del árbol con este nuevo desarrollo. La incisión se efectúa muy cerca de la salida de las raíces a través de un corte de 45º donde se injerta la novedosa púa. Se sosten con rafia, cinta de injerto u otro material afín que garantice su inmovilidad.

 Injerto de corona en limoneros  bajo bolsa de plástico

«Tras regarlo copiosamente 2 horas antes a fin de que estuviese bien hidratado y lo corteza con unas tijeras de podar.”

Deja un comentario