https www.mistralbonsai.com todo-sobre-el-bonsai cuidados-basicos

  1. Elaborar el test del cactus. La mayor parte de las especies desarrollan horizontalmente las raíces de manera que aprovechan mejor el agua de lluvia. Por esta razón, frecuentemente se usan macetas de bonsái para los cactus o sustanciosas.
  2. Dejar caer la tierra del cactus sin estropearlo. Frente todo, ponte guantes de jardinería para resguardarte a ti y al cactus. Para dejar caer la tierra, ayúdate de una espátula para despegarla del borde de la maceta. Después hay que dejar caer la tierra del cactus observando de no estropearlo. Puedes guiarte de herramientas inalámbrica, como el rastrillo o el creador de raíces.
  3. Mira si hay raíces en estado deplorable y retíralas podándolas.
  4. Es el instante de ver si hay hongos o plagas en las raíces. Caso de que permanezca, emplea un pesticida o fungicida particular para cactus. La canela en polvo es un fungicida natural muy efectivo.
  5. Si las raíces padecen a lo largo de la extracción del sustrato, deja el cactus secar al sol en el transcurso de un par de días o aplica un fungicida en las raíces.
  6. Prepara la base de la maceta con grava para tener un óptimo drenaje. Entonces añade un sustrato concreto para Cactus. Deja un orificio en el centro para poner la planta.
  7. Coloca tu cactus o cargada en el orificio. Llena los espacios hasta el momento en que no se vean vacíos. Con el apoyo de un palillo chino puedes ir pinchando el sustrato para cerciorarte de que no quedan bolsas de aire. Asegúrese de que el cactus esté bien fijado en la maceta y no se mueva.
  8. No riegue al cactus trasplantado en las semanas siguientes, salvo si ha trasplantado ahijados a los que es conveniente empapar levemente el sustrato.

    Fotografía de Jonathan Borba en Unsplash

Fotografía de Jonathan Borba en Unsplash

Puedes hallar tu bonsái (tixagb_s) experiencia en el precaución básico de estos árboles. Estudiar a hacerlos por ti es la manera más óptima de adentrarte en este fantástico sendero del bonsái.

Probablemente los hayas visto en algún momento, en algún vivero, exposición, enorme comercial o te han regalado alguno.

¿Cuándo tienes que trasplantar tu bonsái?

El trasplante va a ser preciso si observas:

  1. Área del sustrato bastante dura, llena de raíces, aspecto de barro, cambios fuertes de color, fragancia, acumulación de sales, etcétera…
  2. El sustrato sube sobre el borde de la maceta. Esto señala que las raíces están empujando hacia arriba por el hecho de que crecieron bastante y no tienen rincón.
  3. En el momento en que riegas notas que el agua tarda en ser absorbida por el sustrato y se empapa por zonas.
  4. Las raíces van por los orificios de drenaje (abajo) del test.
  5. Si el árbol tiene aspecto lánguido, colores amarillentos sin ser otoño, crecimientos anormales, debilidad…
  6. Humillación del sustrato. Se fué convirtiendo en barro o polvo que ahoga el árbol.
  7. Si hemos abonado en demasía (más que nada con químicos) o lanzado a nuestro bonsái un producto para plagas o patologías y observamos que le afectó: tiene hojas quemadas, muestra amarillo o aspecto lánguido; es requisito trasplantar urgentemente. Y atravesar los dedos.

Deja un comentario