hay que regar el bonsai cada dia

Esta pertence a las comidas de coco de los principiantes en la educación del arte de proteger bonsáis. Yo no sería menos.

Desde el momento en que comencé este blog, temía como un mal, unos días en el mes de junio que debía dejar mis 2 bonsáis sin mi precaución períodico. Sin su alimento acuífero.

Abonando los bonsáis

El bonsái, como todas y cada una de las plantas de maceta, tiene un espacio con limite donde realizarse, con lo que los nutrientes de que dispone son muy limitados y la salud de nuestra planta queda comprometida.

De ahí que deberíamos meditar que el fundamento de la nutrición del bonsái ha de estar apoyado en lo que da el medio natural. El humus líquido, cuya base es el humus de verme, contribuye todos las ventajas del mismo: crea una red social de microorganismos en el suelo que asisten a la nutrición de una forma natural, fomenta la sanidad en el suelo al eludir que patógenos se logren desarrollar y perjudicar a las raíces de la planta y asiste para sostener unos escenarios correctos de nutrientes para eludir los desequilibrios. Ya que el envase del bonsái tiene un tamaño definido, al dar los nutrientes en una manera líquida, es la manera mucho más simple de abonar nuestro bonsái.

¿Cuándo hay que regar el bonsái?

En lo que se refiere a cuándo hay que regar un bonsái, la contestación la da el saber sobre la clase cultivada y la sensibilidad del dueño. Como regla establecida debemos regar de manera equilibradamente alejada sin que la planta llegue a quedar completamente seca para eludir que esta padezca agobio hídrico. Dejar periodos cortos con escasa humedad asiste para alentar el desarrollo de sus raíces al unísono que disminuimos el peligro de asfixia radicular.

  • En función de su localización. Si poseemos el bonsái dentro de casa, los riegos tienden a ser muy separados. Si está en el exterior, el viento y el sol directo acostumbra secar mucho más el sustrato, con lo que los riegos han de ser mucho más usuales.
  • Según temporada del año. En invierno vamos a alejar los riegos puesto que la temperatura es menor, tal como el desarrollo de la planta asimismo es mucho más retardado, por consiguiente consume menos agua. En primavera y verano, las pretensiones de agua son mayores, con lo que vamos a hacer riegos con una mayor frecuencia.
  • Según el tamaño de test. En ocasiones el bonsái está aun sobre una loseta de pizarra por servirnos de un ejemplo, por consiguiente, las reservas de agua son mínimas. En estas situaciones la continuidad ha de ser mayor, las proporciones las inferiores probables ya que el exceso se pierde velozmente. Por contra, tarrinas altas dejan guardar mucha humedad en el fondo de estas con lo que tenemos la posibilidad de alejar los riegos sin peligro de que la planta padezca agobio hídrico.
  • Según especificaciones de la clase. Mientras que un ficus o higuera solicitará mucha agua, otras especies como el granado o el almendro agradecerá algo de sequía entre riegos. Naturalmente asimismo entra en juego la estación del año puesto que condimentas de hoja caduca dismuyen las pretensiones hídricas al mínimo a lo largo del reposo vegetativo.
  • Según géneros de sustrato. Las especificaciones del sustrato son escenciales. Cuanto mucho más poroso mayor va a ser su exigencia en continuidad puesto que drenará de manera rápida. Lo opuesto sucede con los mucho más turbosos. Resaltar que hay en el mercado sustratos particulares para bonsáis en los que la porosidad es muy tenida presente.
  • Procedimiento de riego. Como hemos adelantado, los riegos por inundación disminuye la continuidad al paso que el resto cambia dependiendo de la proporción de agua útil aportada en todos y cada ocasión, puesto que frecuentemente el agua escurre por la área del sustrato sin solamente calar.

Regar el bonsái en verano apropiadamente: eludir el exceso

Entre los fallos recurrentes en lo que se refiere a regar el bonsái en verano es el exceso de agua . Exactamente la misma el resto del año, el sustrato de estas plantas ha de estar húmedo regularmente. Lo que no tenemos la posibilidad de confundir con estar encharcado. En verdad, si bien creamos que de esta manera el bonsái se puede humectar mejor, le vamos a estar realizando un flaco favor. Estos pequeños árboles son muy sensibles en demasía de agua.

De ahí que, es primordial usar un sustrato para bonsáis. Esto no es secundario, en tanto que este género de suelos son en especial drenantes y hacen más fácil la evacuación de agua. No obstante y no tenemos la posibilidad de someter nuestro bonsái a ningún embalse. Independientemente, el exceso de agua solo jura que las raíces no se oxigenen apropiadamente y, por consiguiente, corran el riesgo de pudrirse.

¿Cuándo debo regar un Bonsai?

Al comienzo resulta difícil e inclusive te vas a poner inquieto, pero no tienes que agobiarte. Yo tengo bonsáis de muchas especies ahora todos y cada uno de los riego al unísono y de esta manera.

Las ocasiones que debe regarse un bonsái cambian conforme la temperatura ambiental y la humedad cambian en todo el año.

Deja un comentario