hacer un bonsai de arbol de navidad

En Navidad no debemos usar el habitual pino o abeto en el hogar como decoración, sino algún árbol que tengamos en el hogar asimismo nos puede ser útil para poner nuestros adornos y luces navideñas. Aun lo mucho más pequeño puede ser ideal.

Por poner un ejemplo, este pequeño bonsái creció unos centímetros y hace el papel de abeto en la decoración del año vigente. Una poca nieve hace el resto. Es una creación de Martha Stewart, inspirada en la compilación de bonsáis de Arboretum, en Boston natal.

5- El bonsái, un árbol en miniatura y su historia alrededor

Un bonsái, verdaderamente “árbol en un tiesto”, es la representación de un árbol en miniatura. Comúnmente, se han empleado pequeñas figuras de cerámica como pescadores, navíos, pandas… que crean una sensación de enormidad y recrean la vida y el paisaje de una pequeña aldea asiática cerca del bonsái.

Estas figuras de cerámica, que frecuentemente recrean a los personajes principales de los proverbios chinos, están fabricadas y pintadas a mano. Ningún aficionado al bonsái se resistiría a poner una de estas figuritas al pie del bonsái.

De qué manera realizar un bonsái pasito a pasito

Para realizar un bonsái, punto por punto, primeramente debemos tener en consideración, que debemos proteger el árbol, pues a cada individuo nos ofrece un papel creativo diferente, asociado a la civilización zen, ya que tiene hasta tanto recreativos, como creativos y habituales.

Primeramente, debemos seleccionar el bonsái correcto, lo que semeja simple, pero de todos modos no es así tanto, en tanto que debe amoldarse a nuestro tiempo. Se aconseja usar para los principiantes el enebro, ya que son resistentes, simples de cultivar y argumentan bien a la poda.

jardinero

Otras alternativas son los pinos o los abetos.

La temperatura, mejor cálida que fría

Como afirmábamos al comienzo, nos encontramos en frente de árboles tropicales o subtropicales. Unos orígenes que nos dan una pista de sus pretensiones de calor. Lo perfecto para este género de bonsáis es la temperatura que tenemos la posibilidad de tener de manera frecuente en el salón de nuestra casa. En la situacion de los subtropicales y según la clase, es viable cultivarlos en temperaturas algo mucho más bajas. ¡Pero no tentamos la fortuna!

Alén de los grados de confort de estos bonsáis, que son exactamente los mismos que los nuestros, un instante. Nada que poner cerca de fuentes artificiales de calor o de frío. El bonsái solicita una temperatura permanente y incesante.

Trasplantarlo a un sustrato conveniente

El sustrato que comunmente llevan este género de árboles mucho más comerciales es turba, con lo que sostendrá realmente bien el agua y los nutrientes, no obstante, en contra, oxigena muy mal. Asimismo debe tenerse presente que si se seca de sobra va a costar mucho más hidratarlo nuevamente.

Otros sustratos, como el akadama, que es un género de arcilla que procede de El país nipón, tiene la virtud de retener agua, nutrientes y además de esto oxigena realmente bien puesto que tenemos la posibilidad de seleccionar granulometría según el tamaño del bonsái .

Deja un comentario