hacer de un arbolito un bonsai

Mural de Penzai en la tumba de la dinastía Tang del príncipe Zhang Huai, 706 d. (Fotografía: Wikimedia Commons Dominio público)

En la vieja China, los primeros navegadores fueron probablemente los que descubrieron los árboles en miniatura que medraban en lo prominente de las montañas. Este tiempo creaba condiciones duras donde era bien difícil que creciesen plantas y árboles, con lo que los pequeños árboles que prosperaban tenían una fachada algo retorcida. Ahora en el siglo IV a. C., los taoístas pensaban que recrear puntos de la naturaleza en miniatura dejaba a la gente entrar a sus características mágicas. De esta manera nació el colgante. Esto implicó la creación de panoramas en miniatura exhibidos sobre loza de barro.

Localización de los bonsáis

La primera cosa que se debe tener claro en el momento en que comienzas a cuidar de un bonsái es el sitio donde lo situarás.

Golpes de calor

La temperatura incrementa y la humedad ambiental baja.

<img src="https://sefin-fbn.

jardineria

es/wp-content/uploads/2022/12/photo-1658597231165-ba71e525afc4-scaled.jpg» title=»hacer de un arbolito un bonsai» alt=»jardinero»>

Estas condiciones continúan muchas horas e inclusive a lo largo de todo el día.

La planta evapora mediante el papel mayor proporción de agua y debe poderse rehidratar a través de la absorción de agua por medio de las raíces.

Planta el árbol

El género de árbol que eligió marca la manera de plantar y es esencial que prosiga las advertencias específicas que ha recibido al tenerlo. No obstante, si te has fijado, los pequeños árboles no acostumbran a estar plantados en el centro exacto de la maceta. La tradición oriental impide ocupar con un árbol esta región, puesto que se estima que es un espacio sagrado.

Hay que ser cuidadosísimo al poner las raíces en la tierra, presionando, pero de manera cuidadosa a fin de que no queden bolsas de aire. Antes de iniciar se sugiere lavarlas con sutileza a fin de que no se estropeen y si es requisito, cortarlas a fin de que se ajusten al tamaño de la bandeja escogida.

Trasplantarlo a un sustrato conveniente

El sustrato que comunmente llevan esta clase de árboles mucho más comerciales es turba, con lo que sostendrá realmente bien el agua y los nutrientes, no obstante, en contra, oxigena muy mal. Asimismo debe tenerse presente que si se seca de sobra va a costar mucho más hidratarlo nuevamente.

Otros sustratos, como el akadama, que es un género de arcilla que procede de El país nipón, tiene la virtud de retener agua, nutrientes y además de esto oxigena realmente bien en tanto que tenemos la posibilidad de seleccionar granulometría según el tamaño del bonsái .

Deja un comentario