es buena el agua semidura para los bonsai

Nos encontramos prácticamente de fin de semana, si no tienes varios proyectos para estudiar a cultivar y proteger tu Bonsai. Para bastantes, los bonsái, son preciosas plantas miniaturas, que alegran la vivienda. Y no están equivocados. Los bonsái son verdaderas plantas miniaturas, pero sólo algunas de las plantas pequeñas tienen la posibilidad de nombrarse por ese nombre. Se debe tener claro, que los bonsái son una manera de arte, donde se controla el desarrollo del follaje y las ramas de un árbol a través de una sucesión de técnicas, aplicadas con precisión y paciencia por esos aplicados a esta especialidad.

En el momento en que el akadama no es una alternativa

En todas y cada una partes va a haber podido leer que el akadama es el sustrato mucho más correcto y también perfecto para plantar nuestros pequeños árboles, bien sea sola o mezclada con otros géneros de suelo, generalmente akadama kiryu 70 30.

Pero si ahora tienes alguna experiencia usando este sustrato de importación para bonsáis, seguramente te abres dado cuenta de la velocidad con que se seca, más que nada en en verano o en zonas de tiempos cálidos donde no solo en verano tienen elevadas temperaturas.

Precaución de los bonsáis

De entrada, las demandas de luz, agua, temperatura y nutrientes vienen a ser exactamente las mismas que las de las plantas de maceta normales, cada clase tiene sus pretensiones, de ahí que no hay consejos concretos que sean en general para todos y cada uno de los bonsái. Por norma general, hay que tener en consideración lo siguiente:

  • Especies mediterráneas: llevan el sello que les ha impreso su sitio de origen: Mediterráneo, Suráfrica, Chile y California. En verano gozan del aire libre y en el momento en que empieza el otoño hay que meterlas en el hogar a fin de que no les afecten las heladas.
  • Especies subtropicales: proceden de zonas con veranos cálidos y húmedos, han de ser agarradas en el mes de septiembre y ubicadas en un espacio de la vivienda que se sostenga a unos 15 ºC.
  • Especies tropicales: están habituadas al aire ardiente y húmedo a lo largo de todo el año. Ciertas tienen bastante con una proporción de luz increíblemente pequeña. Se tienen la posibilidad de cultivar en el hogar a lo largo de todo el año, manteniéndolas en un lugar ardiente y claro, pero no soleado.
  • Especies de jara seca: están adaptadas a periodos de sequía, y no se resienten si en algún momento nos olvidamos de regarlas. Lo destacado es ponerlas al sol y que estén en un ubicación no muy ardiente en invierno.
  • Palmeras: no son capaces para el arte del bonsái. Solo Rhapis, que hace varios espolones, deja la composición de un bosquecillo.

¿De qué manera regar un bonsái?

Son 2 los métodos mucho más usados para el riego de un bonsái, el riego desde arriba, en forma de lluvia y el riego por inmersión.

Para el primer procedimiento debemos usar una regadera con orificios finísimos, tal es así que el agua caiga simulando una lluvia fina, en tanto que en caso contrario, la fuerza de un chorro de agua podría mover la tierra y dejar expuestas las raíces.

Deja un comentario