el bonsai mas raro del mundo

Vas a deber corregir ciertas puntualizaciones que sabes de manera perfecta que no tienen relación, pero tu orgullo no quiere dejarte ver. exactamente la misma haces tú, te digo que a cada cerdo le llega su beato martín, en este momento te va a tocar la censura y te borren tus propias críticas. Allí tú mismo. El estilo bosque tiene dentro alguna proporción de árboles de una misma clase y de número impar, de distintas grosores y tamaños, con los que se busca llevar a cabo la imagen de un pequeño paisaje o bosque. Los Mame son bonsáis de hasta 15 cm, al tiempo que los Keshitsubu o Shito son bonsáis de menos de 5 cm. Estos son de mayor contrariedad técnica, y necesitan frecuentemente cultivar la semilla en nuestro test de pequeño tamaño y comenzar a podar la plántula solo crece. Charlamos de plantas con una altura mayor a los 130 cm, con lo que llaman bastante la atención.

Esta afición te hizo viajar bastante. De los sitios a los que has ido, ¿cuál es lo que mucho más te sorprendió? ¿Por qué razón?

He estado en sitios que quizás no se me habría ocurrido ir. En el momento en que había algún congreso de bonsái o me invitaban a efectuar un curso iba por las islas del Caribe, por América del Sur, América del Norte, por mil sitios. Mi sueño era, cualquier día llegar a El país nipón. Lo veía tan lejano, tan inalcanzable… Estando en California, los profesores Shingi Ogasawara y John Naka me invitaron a proceder a la primera Convención Mundial de Bonsai en Omiya, El país nipón. Sería un Congreso en todo el mundo y me afirmaron que no podía faltar. Me invitaron con diez años de antelación. Son gente muy estructurada. diez años es un buen tiempo, pero me organizé y, ahí estuve. Fui con el tour de John Naka. Me solicitó que trabajara para la Fundación Sudamericana de Bonsai. Allí se estaban formando las distintas federaciones, la de Europa, Asia, Norteamérica, América latina… y entonces al lado de Solita Tafur nos hayamos puesto a trabajar. Hicimos los primeros contactos hasta fundar la Federación Sudamericana de Bonsai. Indudablemente, El país nipón fué el país que mucho más me ha impresionado. Era mi sueño dorado. He tenido la posibilidad de ir tres ocasiones mucho más y prosigo diciendo que es un país que hay que conocer. Tiene una gente increíble. Es un país fantástico. Estaría comentando de El país nipón por varias horas.

De todos modos, en América latina, desde México hasta la Patagonia, siempre y en todo momento hubo mucho más mujeres que hombres en el planeta del bonsái. La razón quizá sea por el hecho de que le asociaban mucho más a clubes de jardinería. Los hombres, que siempre y en todo momento fueron muy machistas en América latina, lo asociaban a una actividad única de las mujeres. No deseaban meterse por el hecho de que creían que dudarían de su hombro. Pero esto, afortunadamente, cambió. Merced a la tarea que hicimos las mujeres fomentando y realizando difusión del bonsái, se dieron cuenta de que es un arte para todos. Por el momento afirmaría que nos encontramos en un 50% hombres y 50% mujeres. Fué mudando y hay muchos hombres que han encontrado en el bonsái una terapia. Es el más destacable psiquiatra que tenemos la posibilidad de tener a los humanos. En USA, por poner un ejemplo, siempre y en todo momento fueron mucho más hombres que mujeres. Además de esto, en El país nipón siempre y en todo momento dijeron que las mujeres solo asistían a regar las plantas. Pero afortunadamente, transcurrido un tiempo, esa visión fué mudando.

Ficus Retusa Linn

Se conoce como el bonsái mucho más viejo de todo el mundo, el Ficus Retusa Linn asimismo se encuentra dentro de los extraños bonsáis de mucho lujo que no se expone en El país nipón. Este árbol está en una salón de exhibición en el Museo Crespi Bonsai en Italia una vez que el dueño del museo, Luigi Crespi, trabajara a lo largo de mucho más de una década para obtener el árbol.

Se fabricó en China, con lo que sería mucho más exacto llamarle árbol penjing. Se calcula que el árbol tiene un valor de 91.000 dólares americanos y se exhibió en la salón mucho más apreciada del museo, una pagoda de cristal absolutamente alumbrada por la luz del sol, hasta el momento en que se reportó como robado en 2019.

Pinus Silvestris, por Stefano Frisoni

Árboles mucho más pequeños de todo el mundo: Arce japonés

El arce del japonés es otro de los . Asimismo llamado Viridis, Acer palmatum o arce polimorfo, es un árbol cuyo tamaño fluctúa entre 120 y 185 cm de prominente. Eso sí, se amplía como un arbusto, lo que unido a sus atractivas hojas verdes que se vuelven doradas y rojas en otoño, lo transforman en una muy bella aliada para cualquier jardín.

Deja un comentario