dejar tu bonsai para lo cuidar despues de tu muerte

Mensaje de Twitter

Plantar un bonsái y ofrecerle la manera puede ser una experiencia completamente gratificante. No obstante, gracias a múltiples causantes como el abuso de agua, la carencia de esta o el abandono de los cuidados precisos, nuestro bonsái puede hallarse en una situación crítica. En estas situaciones todavía probablemente halla promesa, en tanto que observando el estado de sus raíces y alimentándolo con la fertilización correcta, este árbol semimuerto puede regresar a la vida.

Rastros de que un bonsái se muere

Frecuentemente, un bonsái no da mucho más síntomas de inconvenientes. En todo caso, lo primero es que las hojas no se multiplican. Después, las que tiene van achicando su brillo y más tarde caen.

La caída de hojas, o su fachada marchita, son los síntomas mucho más evidentes. No obstante, asimismo es importante el aspecto del leño y las ramas. En el momento en que un bonsái está enfermo, estas zonas acostumbran a verse: resequeidad, coloración blanca, tal como pérdida de su corteza.

Protección en oposición al viento

Tras un trasplante, el sistema radicular del bonsái está especial y debe volver como estaba. Si no protegemos nuestro árbol del viento, este puede ocasionar 2 inconvenientes. Lo primero es que nuestro bonsái se secará mucho más veloz demandando a las raíces que trabajen de sobra para hidratarlo. Ya que las raíces están enclenques por el trasplante, esta situación de agobio puede producir pérdida de la aptitud de cicatrización y también hidratación de la raíz y terminar muriendo.

El segundo inconveniente es que el bonsái está provocando novedosas pequeñas raíces que son muy frágiles.

jardineria

Si el árbol no está bien anclado y hay bastante viento, este se puede desplazar un tanto a la maceta y romper las raíces que se están formando. Estas pequeñas raíces son muy frágiles, se rompen con sencillez y tienen la posibilidad de fallecer.

Localización de los bonsáis

La primera cosa que se debe tener claro en el momento en que comienzas a proteger un bonsái es el sitio donde lo situarás.

EL ABONADO

Como la gente, los bonsáis asimismo precisan nutrición. En temporada de desarrollo algo de nutrientes va fenomenal a fin de que el bonsái se expanda bien. Los bonsáis, como viven en macetas pequeñas, tienen la posibilidad de llegar a consumir todos y cada uno de los nutrientes que hay en la tierra. De ahí que hay que añadir los componentes que se necesitan. Hay que abonar la planta sin sustos. Es bastante superior abonar en pequeñas proporciones, pero muchas veces. Un exceso de abono podría dañar al bonsái. Hay que proseguir las normas del envase en lo que se refiere a las proporciones y la continuidad. No abonaremos en invierno, ni a lo largo de los periodos de calor radical del verano.

Exactamente la misma nosotros, que en el momento en que enfermamos vamos al médico y no pretendemos curarnos a partir de comer mucho más, no es necesario esperar recobrar a los bonsáis enfermos a partir de abonarlos. Caso de que hayan sufrido alguna plaga, o de trasplante, le recomendamos el Vitabonsai, un reconstituyente singularmente elaborado para temporadas de agobio del árbol.

Deja un comentario