como regar un bonsai de interior

Los bonsáis tienen su origen hace mucho más de 2.000 años en la civilización china, y eran una representación de panoramas salvajes a escala achicada. Pero, de todos modos, los bonsáis que conocemos en la actualidad son merced a la civilización de Japón, que copiaron la iniciativa de China hace 750 años. Su concepto es “plantado en maceta”. Esto se origina por que un bonsái no es mucho más que un árbol cambiado genéticamente para lograr plantarlo de este modo.

De esta forma, prácticamente cualquier clase de árbol que existe puede ser un bonsái. Y todos ellos necesitan algunos cuidados. Aquí va nuestra lista de consejos a fin de que sepas de qué forma cuidar de los bonsáis y tenerlos contigo a lo largo de varios años.

Abonando los bonsáis

El bonsái, como todas y cada una de las plantas de maceta, tiene un espacio con limite donde realizarse, con lo que los nutrientes de que dispone son muy limitados y la salud de nuestra planta queda comprometida.

De ahí que deberíamos meditar que el fundamento de la nutrición del bonsái ha de estar apoyado en lo que da el medio natural. El humus líquido, cuya base es el humus de lombriz, contribuye todos las ventajas del mismo: crea una red social de microorganismos en el suelo que asisten a la nutrición de una forma natural, fomenta la sanidad en el suelo al eludir que patógenos se logren desarrollar y perjudicar a las raíces de la planta y asiste para sostener unos escenarios correctos de nutrientes para eludir los desequilibrios. Ya que el envase del bonsái tiene un tamaño definido, al dar los nutrientes en una manera líquida, es la manera mucho más simple de abonar nuestro bonsái.

La mejor calidad de agua para regar un bonsái

Otro aspecto a resaltar es entender cuál es la mejor calidad de agua para regar un bonsái. De entrada descartaríamos la potable por su contenido elevado en cloro y las que proceden de fuentes probablemente contaminadas de semillas, agua atascada, con probables contaminaciones por lixiviados o vertidos, etcétera.

Para tener un agua de calidad tenemos la posibilidad de elegir a recurrir al agua mineral si nuestras pretensiones son escasas, agua de pozo o aljibes con garantías e inclusive a través de equipos de filtrado que ya están en el mercado.

La localización, entre los cuidados del bonsái de interior claves para su confort

Comencemos por el punto mucho más especial del cultivo del bonsái. Uno que debemos seleccionar convenientemente, a sabiendas de que este género de árboles solicita una aceptable dosis de luz todos los días. Por esta razón, una localización idónea para ellos está en una ventana con orientación sur. La proporción de iluminación que reciba el bonsái determinará su desarrollo y vigor. Y no es algo mucho más pequeño. Si la planta no recibe la proporción de luz que pide, puede llegar a fallecer.

¿Cada cuánto es conveniente regar un bonsái?

Las condimentas con hojas cereas y refulgentes preservan mejor la humedad, con lo que precisan riegos menos usuales. Las condimentas con hojas finas y frágiles tienden a perder de forma rápida la humedad gracias a la evaporación y hay que regarlas con una mayor frecuencia. Este pertence a los puntos que mucho más presente tienes que tener.

Por otra parte, no aguardes a que el suelo esté seco y llevar como una piedra para regar. Primero, por el hecho de que si las raíces se secan completamente, si bien sea por poco tiempo, las frágiles raíces que absorben los nutrientes mueren y el ejemplar entero se desgasta. Ciertas condimentas, y singularmente las que prosperan en condiciones increíblemente húmedas en estado salvaje, aun mueren si se las deja secar un solo día. Revela cuál es la mejor localización de dónde poner un bonsái

Deja un comentario