como hacer un bonsai de marihuanas

La clave de un bonsái de cannabis exitoso es indudablemente la perseverancia en el entrenamiento. El bonsái combina muchas prácticas de jardinería, como trasplantes, podas aéreas, tutores o podas de raíces, con particular sensibilidad puesta al agobio como un aspecto que limita el desarrollo de la planta, algo positivo en un caso así. Pero precisamente: el bonsái no es una carrera, es un sendero. La manera deseada se marcha logrando semana a semana.

¿Cuándo dura un bonsái de cannabis? El periodo de desarrollo hace de seis a ocho meses y el de floración, precisamente un par de meses, en dependencia de la genética.

MODELANDO NUESTRO BONSAI

Una vez nuestro esqueje en el test empieza el trabajo. Si partimos de una planta madre, quizás antes debemos realizar una poda de raíces para amoldarla a nuestra bandeja. En nuestro articulo sobre plantas madre puedes comprobar de qué manera realizar una poda de raíces sin peligro para las plantas.

El arte de ofrecer forma a un bonsái no es sencillo ni que se logre sintetizar en unas escasas líneas.

jardinero

Algo de imaginación y un alambre para ir forzando tallo primordial y ramas es de entrada lo básico. La guía debe efectuarse en el momento en que la planta todavía no tenga una composición leñosa, que si bien asimismo se puedes, siempre y en todo momento va a ser más difícil y va a haber mucho más peligros.

☕ ¿Por qué razón llevar a cabo un bonsái de mariguana?

Los cultivadores de mariguana expertos en el momento en que hallan una planta increíble, la preservan como planta madre, en estado vegetativo, para sacar los clones que precisen. El inconveniente viene en el momento en que deseamos sostener muchas mamis a 18 horas, puesto que no cesan de medrar, llegando a irrumpir todo el espacio de cultivo.

Ya que realizando bonsáis de mariguana ¿puedes preservar tus genéticas preferidas del mismo modo pero en un espacio considerablemente más pequeño, que no lo habías planeado?

Hoja de planta intranquilo

Un bonsái se va a poder preservar múltiples años sin inconvenientes, a condición de respetar ciertas reglas que asegurarán su salud y longevidad de nuestros árboles de cannabis en miniatura.

Dándole forma a tu bonsái de cannabis

El desarrollo de miniaturización de una planta de bonsái de mariguana no muestra enormes adversidades, pero sí pide mucha paciencia. Exactamente esta pertence a las especificaciones de la obtención de un bonsái de cualquier clase: hay que dedicarle tiempo y no tener jamás prisa por lograr los objetivos.

Al comienzo hay que dejar que el esqueje se desarrolle un tanto, pero solamente muestre un tallo primordial con ciertas ramificaciones es el instante de tutorizar la planta. De ahí que por una parte se restringe el desarrollo del leño usado un alambre para envolver el tallo primordial y lograr que este se vaya volviendo poro a poco mucho más leñoso.

Deja un comentario