como empezar un bonsai de cero

El producto de el día de hoy tiene que ver con algo tan vital como es como iniciar un Bonsai.

Siempre y en todo momento vimos estos pequeños árboles tan lindos y majestuosos, o hemos conseguido un prebonsai en una tienda enfocada, pero… ¿es este el comienzo?

MODELANDO NUESTRO BONSAI

Una vez nuestro esqueje en el test empieza el trabajo. Si partimos de una planta madre, quizás antes debemos realizar una poda de raíces para amoldarla a nuestra bandeja. En nuestro articulo sobre plantas madre puedes comprobar de qué forma llevar a cabo una poda de raíces sin peligro para las plantas.

El arte de ofrecer forma a un bonsái no es moco de pavo ni que se logre sintetizar en unas escasas líneas. Algo de imaginación y un alambre para ir forzando tallo primordial y ramas es de entrada lo básico. La guía debe efectuarse en el momento en que la planta todavía no tenga una composición leñosa, que si bien asimismo se puedes, siempre y en todo momento va a ser más difícil y va a haber mucho más peligros.

Precisarás:

  • Agua
  • Fertilizante
  • tixagb_12)

    Escoge un envase para el olivo joven. Escoja un envase de plástico sobre una arcilla para fomentar un nivel de humedad consistente.

    jardinero

    Escoge además de esto un envase que tenga una hondura que sea semejante al diámetro del árbol, con un diámetro que mida por lo menos una tercer parte de la altura del árbol. Asegúrese de que el envase tiene un óptimo sistema de drenaje en la parte de abajo.

    Empleo de macetas pequeñas o de exposición

    Si tienes varios bonsáis en etapa de refinado o árboles de pequeño tamaño por el hecho de que eres un apasionado de las mamas y shohin, quizás este es tu caso.

    Las macetas pequeñas y de exposición proponen a los árboles un aspecto magnífico, pero una escasa reserva de agua. Esto supone que en verano, por todos las causas expuestos mucho más arriba que has ido leyendo, logres tener inconvenientes.

    Qué tierra usar:

    Tienes múltiples opciones: decantarse por llevar a cabo tú mismo la mezcla, utilizando por igual musgo cernita, compuesto (humus o mantel) y arena gruesa (lavada); decantarse por obtener de forma directa la mezcla ahora lista particular para bonsái; u decantarse por emplear la que se emplea para cactus, en tanto que son afines y si ahora la tienes por casa, eso que te ahorras. Vuelca la tierra escogida en el envase y llena de manera que se quede a 2 centímetros del borde para lograr añadir mucho más tierra después sobre las semillas.

    Va a depender de la clase de las semillas y del tamaño del envase. Mira las normas de siembra concreta de cada clase. Espolvorea las semillas sobre la tierra ahora añadida y después añade encima mucho más tierra: para semillas de 4 mm tiraremos 8 mm de tierra (o sea, el doble). Ajusta la tierra por arriba sin machacar.

Deja un comentario